miércoles, 26 de abril de 2017

Evangelio 30 de abril de 2017


El descubrimiento de la presencia amorosa y cercana de Jesús vivo a nuestro lado cambió la vida de los apóstoles y lo que puede cambiar la nuestra. En el evangelio de hoy, los discípulos de Emaús nos reflejan cual es nuestra situación en muchas ocasiones y nos ayudan a leer nuestra propia vida desde otra clave. Para más recursos pincha en la imagen. 

lunes, 27 de marzo de 2017

Evangelio 2 de abril de 2017

Estamos llegando al final de este camino de Cuaresma.  Domingo a domingo hemos dado pasos que nos han permitido descubrir mejor a Jesús. Ese es el objetivo de los evangelios de estos domingos.
Juan, mediante unos relatos profundos y valiéndose de señales que los demás evangelistas no narran, nos ha dicho ya que Jesús, es Dios y hombre, es el Agua viva y la Luz del mundo. Este domingo culmina diciéndonos que Jesús es la Vida, donde Él está no triunfa, ni puede permanecer, la muerte.Esta vida se manifestará en todo su esplendor en la Pascua, fiesta central de los cristianos. Tan importante en nuestra vida que, cada año, dedicamos cuarenta días a prepararnos para vivirla plenamente.

Que esta semana podamos descubrir esos rincones que están “muertos” en nuestra vida y experimentemos la voz de Jesús que nos llama a salir, a abandonar sepulcros viejos, y a vivir alegre y plenamente la vida que se nos regala. Porque somos seguidores de la VIDA. 


martes, 21 de marzo de 2017

Evangelio 26 de marzo de 2017


Cuarto domingo de Cuaresma. De la mano del evangelio de Juan se nos invita a descubrir hoy a Jesús, como la luz. Mediante este símbolo de la luz y su contrario, las tinieblas, el texto nos ayuda a "ver" nuestra vida y a tomar partido. Personifica en personajes distintos, el ciego, sus padres, el pueblo, los fariseos... las posturas que podemos tomar ante Jesús, ante la luz. 


lunes, 13 de marzo de 2017

Evangelio 19 de marzo de 2017

En este tercer domingo de Cuaresma el evangelio nos invita a descubrir a Jesús bajo el símbolo del agua. El es el “agua viva” nos dice San Juan. Más aun, Él es el que nos da la verdadera “agua viva”, para que vivamos plenamente y para que vayamos derramándola, repartiéndola con los demás, como hace la mujer samaritana.

En medio de nuestras tareas diarias, más o menos pesadas, buscamos “fuentes y pozos” que nos hagan vivir, descansar, crecer… ¿En qué fuentes estamos bebiendo? ¿De qué pozos nos afanamos por sacar agua? ¿De verdad nos quita la sed más profunda? Ojalá descubramos en Jesús el agua que, al beberla, nunca más tengamos sed. El camino lo marca el mismo evangelio, se trata ante todo de desear y pedir: “¡Señor dame esa agua!” PARA ACCEDER A LOS RECURSOS PINCHA EN LA IMAGEN 

FELIZ DOMINGO


martes, 7 de marzo de 2017

Evangelio 11 de marzo de 2017

Ya estamos metidos de lleno en este camino de Cuaresma. Así como en el primer domingo veíamos a Jesús, persona humana como nosotros, “tentado” por propuestas que no son “las de Dios”. Este domingo avanzamos en el conocimiento de Jesús escuchando un texto que nos le presenta como Hijo de Dios: «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadlo.»

Nos acercamos a lo esencial de la persona de Jesús y ante Él solo se nos pide escucharlo. Escuchar de verdad, escuchar con el corazón, porque su Palabra nos cambiará, cambiará nuestra vida y nos hará más felices. Ojalá, como Pedro, Santiago y Juan, podamos decir por propia experiencia: ¡Qué bien se está aquí! ¡Qué bien se está contigo! Y, a continuación, bajar con Él al valle para amar y servir a los demás, para hacer luz en las tinieblas de nuestro mundo.



viernes, 3 de marzo de 2017

Evangelio 5 de marzo de 2017

La Cuaresma nos invita a pararnos, a serenar el ritmo de nuestra vida, “ir al desierto” para poder escuchar esta Palabra. Nos invita a tomar conciencia de donde estamos y de cómo estamos caminando. A descubrir lo que no nos hace felices, lo que nos esclaviza.

La luz de la Pascua que ilumina toda la Cuaresma, nos recuerda la posibilidad de ser y vivir de una forma “nueva”, de convertirnos, porque al final es Jesús resucitado el que nos espera con los brazos abiertos.



lunes, 20 de febrero de 2017

Evangelio 26 de febrero de 2017

“No os agobiéis por el mañana”, es más, no os agobiéis por lo que hoy necesitáis, bien sabe vuestro Padre del cielo lo que necesitáis. No es un anuncio publicitario que nos hace falsas promesas. No, es la promesa verdadera y fiable de nuestro Dios que nos recuerda el evangelio de este domingo.

Buscad lo que de verdad vale la pena, no os dejéis atrapar por el dinero que no llena vuestra vida, sed conscientes de vuestras necesidades más hondas… Reconocer que no todo depende de vosotros, que no lo podéis controlar todo y confiad. Sobre todo confiad en el amor misericordioso de nuestro Padre. ¿Nos decidimos a confiar en este Abbá y a buscar solo su Reino, su voluntad?